Destacamento N°1

LA SEGURIDAD EN BOULOGNE Y VILLA ADELINA

El crecimiento y desarrollo de Boulogne y Villa Adelina obligó hace más de cuarenta años a la Sociedad de Bomberos Voluntarios de San Isidro a encarar un nuevo desafió, construir un nuevo destacamento para optimizar la seguridad.

A fines de la década del ’50 el municipio de San Isidro mostraba ya un crecimiento que difícilmente iba a poder detenerse. Y ese desarrollo no sólo se daba en el centro del partido, sino también en las otras localidades.
En Boulogne y Villa Adelina, por ejemplo, no sólo se construían viviendas como en el resto del partido, sino también establecimientos fabriles, comercios y talleres. Y esta gran zona, originalmente chacarera, ya no podía depender, en caso de emergencia, del cuartel que la Sociedad de Bomberos Voluntarios tenía en Acassuso. La distancia era muy grande y las vías del ex Ferrocarril Belgrano, con escasos pasos a nivel, se presentaban como obstáculos para la rapidez que necesita el servicio bomberil.

Por esa razón, las autoridades municipales y policiales solicitaron a la Sociedad de Bomberos Voluntarios de San Isidro la creación de un destacamento en aquella zona. Para poder llevar adelante este proyecto, que significaba un nuevo desafío para los voluntarios locales, la Municipalidad de San Isidro donó dos parcelas de terreno en la esquina de las calles Mazza y Combate de la Florida.

El 13 de abril de 1958, días antes de que Melchor Posse se hiciera cargo de su primer período como intendente, se colocó la piedra fundamental de lo que sería el Destacamento Nº 1, cuyas obras se iniciaron poco después.
Finalmente, el nuevo establecimiento de los Bomberos de San Isidro fue inaugurado el 8 de octubre de 1961, siendo madrina de la ceremonia la señora Raquel Rolón de Riera, esposa del entonces presidente de la Sociedad de Bomberos Voluntarios locales, Francisco Riera.

EN PROGRESO

Mientras las localidades de Boulogne y Villa Adelina iban desarrollándose con la instalación, cada vez más, de establecimientos, viviendas y por supuesto habitantes, aquella visionaria de construir el Destacamento Nº 1 era constantemente halagada.

Ya en 1986, cuando este destacamento cumplió sus bodas de plata, se le incorporaron importantes mejoras edilicias y se amplió su flota de vehículos.Por otra parte, durante la década del ’90 se realizaron importantes trabajos para mejorar aún más el destacamento. Se construyó una sala de estar, un dormitorio y vestuarios para el personal y se recuperó lo que antiguamente era un jardín interno. En este último sector se hizo un quincho que posee una parrilla, un original horno de barro, y mesas redondas hechas por el mismo personal.

Para los festejos de su 45º aniversario, celebrado en 2006, se realizaron importantes reformas en el destacamento: se refaccionó la guardia (ventas, puertas y muebles nuevos), se construyó la sala de descanso para cuarteleros, se hizo un nuevo depósito, se refaccionó el techo (cambio de chapa y canaletas), se arregló la vereda, se reacondicionó la luminaria, se instaló una central telefónica y se efectuaron tareas de pintura en el exterior y en el interior del edificio.